Los turistas chinos valoran mucho su tiempo y quieren aprovechar cada momento. Además, están esperando por parte de nosotros una atención que les indique que entendemos su mentalidad y costumbres. Al brindarles un servicio de acuerdo a esta idea, estarán muy contentos y deseosos de compartir dicha experiencia con sus conocidos.

Un rótulo en chino de bienvenida al hotel, restaurante o comercio y sumando un saludo en su idioma por parte del personal, pueden ser los primeros pequeños detalles de diferenciación que cautivarán al turista chino.

Algunos puntos importantes a tomar en consideración:

  • Busca brindar un servicio con amabilidad y paciencia. Hay que darle su tiempo al cliente para que disfrute su experiencia y tome una decisión de compra.
  • Cuida el manejo del  lenguaje corporal. Evita el contacto físico y de ser necesario señalar algún objeto, hazlo apuntando con la mano y no con el dedo, también al entregar un objeto como un documento, prenda u otro artículo, procura realizarlo con ambas manos ya que son gestos respetuosos que sabrán apreciar.
  • Supera la barrera del idioma con apoyo visual. Es primordial contar con tablas traducidas de conceptos básicos como colores, tallas, productos estrella, tarjetas de presentación del negocio o cualquier material visual de uso cotidiano, por ejemplo, el menú de un restaurante.
  • Conoce e investiga sobre su cultura. El desconocimiento de pequeñas diferencias  culturales puede ser una gran diferencia en la experiencia del turista chino, por ejemplo, nunca encuadres su nombre dentro de un rectángulo ni lo escribas en rojo, dado que de esta manera ellos le dan una alusión a su fallecimiento.

Por último, no olvides que al terminar tu atención y despedirte, debes procurar hacerlo nuevamente en su idioma, lo cual te permitirá brindar una experiencia más integradora que el turista chino sabrá apreciar.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *