A menudo nos preguntamos por qué todos los chinos son tan parecidos, ¿será real tal semejanza o es simplemente una opinión occidental?, para encontrar respuesta a dicha pregunta se han realizado varios estudios los cuales han revelado que este pensamiento se debe a dos razones en especial.

1.- Los occidentales y orientales siguen un proceso diferente para reconocer los rasgos faciales de otra persona. Nosotros los occidentales tendemos a mirar inicialmente a los ojos y después a la boca, mientras que los asiáticos miran directamente a la nariz.

Según un artículo publicado por Esther Paniagua estos fueron los resultados realizado por la Universidad de Glasgow, la explicación que dichos investigadores dan se basa principalmente en las diferencias culturales, mientras que los occidentales solemos ser más individualistas, los asiáticos son más colectivistas, tomando decisiones en grupo sin importar tanto el individuo. Este es un aspecto psicológico que influye en la forma en la que ellos perciben el mundo, ellos ven directamente a la nariz porque es de mala educación mirar a los ojos, e igual consideran que la nariz al ser el centro de la cara es el mejor punto para ver todo el rostro al mismo tiempo. En cambio los occidentales vemos toda la cara, primero un ojo, después el otro, luego la boca.

2.- El efecto “ORE” (other-race effect), un fenómeno que está demostrado y aceptado por los especialistas en psicología que explica que al cerebro le resulta más fácil reconocer las característica

s únicas de una cara cuando la persona es de nuestro mismo grupo étnico, pero cuando las personas no son de nuestro grupo étnico o son de otra raza, reconocer los rasgos resulta más difícil.

Sumando estas dos razones podemos concluir que los chinos no son todos iguales, es simplemente la falta de convivencia con los mismos, no los diferenciamos como a los occidentales porque no convivimos con ellos, estamos poco acostumbrados a reconocer gente con esos rasgos. Aún y cuando viviéramos en el mismo barrio, si no socializamos con ellos seguiría siendo difícil diferenciarlos.

Es por esto que es muy importante tener cuidado a la hora de generalizar.

Categorías: Blog

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *